Las citas en inmigración para modificar tu estatus migratorio, suelen ser intimidantes, sin importar si tu propósito es obtener ciudadanía, residencia o incluso una visa. Sigue estos 10 consejos al presentarte en las citas de migración tanto fuera como dentro de Estados Unidos.

Ofertas de cable e internet

1- Consulta con un abogado de inmigración

Es posible que te hayas asesorado con un amigo que ya legalizó su estatus migratorio con éxito, o quizá hayas hecho el trámite solo porque tenías experiencias pasadas o conocimientos generales. Pero sin importar cuál es el caso, consultar con un abogado es la primera recomendación sabia

Un abogado cuya experiencia se basa en casos de migración, sabrá ver cosas que tú no, por ejemplo si tienes alguna condición médica que podría afectar, o si hay un problema con tu historial. Entendemos que consultar a un abogado no es la solución más económica, sin embargo, es la solución correcta. Recuerda que incluso un día antes de la cita en inmigración, estás en todo el derecho de consultar a un abogado

2- Estudia los formularios

Hay muchos casos en los que se ha negado un proceso por incongruencias entre lo que escribió en los formularios y lo que dice en la entrevista. Los datos tienen que coincidir, si se inició el proceso hace meses, y crees que algunas fechas te confunden, es mejor que vuelvas a estudiarlo.

Un error tan básico como decir que entraste y saliste en una fecha diferente a la del formulario, te puede jugar en contra. Haz simulacros con tu abogado previo a la entrevista; no debes memorizar todo, únicamente debes hacer que las fechas coincidan. Recuerda que durante una cita en inmigración, el cónsul basará sus preguntas en la información que ya diste.

3- No mientas: estás bajo juramento

Aunque puede parecer un asunto muy lógico, existen preguntas que pueden hacerte creer que si dices la verdad, el proceso será afectado. Es preferible decir un “no recuerdo” que decir una mentira o inventar cosas. 

A veces los inmigrantes en Estados Unidos, se guían por consejos de sus amigos o allegados que ya pasaron por el proceso, y quienes muchas veces “aconsejan” que hay cosas que es mejor que los agentes no sepan. Ten cuidado con esto, recuerda que hay nuevas leyes, no hagas nada sin consultar con un abogado.

Quizá te interese: ¿Qué es la regla de la carga pública y cómo te afectará la migración legal?

Sé consciente de que quien te entreviste tiene todo tu historial, antecedentes y registro médico. Mentir es lo peor que puedes hacer, porque así estés en una embajada o dentro de Estados Unidos, estás bajo juramento, y mentir bajo esta condición es tomado muy en serio e incluso penado.

4- Examen médico

Para la mayoría de entrevistas tendrás que presentar un exámen médico -salvo para el examen de ciudadanía– si el resultado de este es positivo para alguna enfermedad de transmisión, debes curarte antes de la entrevista. Puedes posponer la cita en inmigración hasta terminar el tratamiento, esto no afectará en nada los resultados de tu estatus migratorio.

Sin embargo, si saliste de Estados Unidos, para hacer el trámite legalmente en la embajada de tu país, no podrás regresar hasta que concluyas el tratamiento. Por eso es recomendable que antes de salir de Estados Unidos, te hagas los chequeos y empieces el tratamiento.

Suscríbete a la Red5G

Envíanos tu correo y recibe contenido exclusivo

5- Lleva documentos originales y copias

Es importante que de cada documento que lleves, tengas una copia, ya que el agente de inmigración debe quedarse con los documentos, y al no llevar las copias, archiva el original.

Pero recuerda que el cónsul siempre debe ver el documento original, la copia es para archivarla. Este paso es importante, sobretodo si se trata de documentación difícil de conseguir en el país de origen.

6- Todos los documentos deben estar en orden

Asegúrate de tener todos los documentos en regla, si no los tienes pospón la cita en inmigración. Como lo indicamos antes, las citas se pueden posponer sin ningún efecto. Solo necesitas avisar por escrito y llevar personalmente la petición de reprogramar la cita.

Si no tienes los documentos en regla, son ellos los que podrían reprogramar la cita, lo que involucra que tendrás que esperar meses hasta volver a tener una entrevista.

7- Considera un “sí” y un “no”

Debes preguntar a tu abogado todos los escenarios posibles, incluyendo que te nieguen el estatus migratorio solicitado. De esta forma podrás reunir los documentos necesarios para iniciar otro proceso o una apelación; si llegan a deportarte a tu país de origen, tu abogado podrá seguir el proceso desde la distancia, teniendo todo lo necesario para seguir el caso.

De lo contrario dependería del envío de documentos, con la tardanza y el gasto de dinero que involucra. Evalúa todos los escenarios posibles con tu abogado y actúa anticipadamente.

8- Lleva suficientes pruebas

Algunos procesos admiten pruebas específicas con sustitutos, cada prueba equivale a un porcentaje de puntos, que debes acumular. Uno de los problemas más frecuentes es que la cantidad de pruebas o sustitutos presentadas, no cumplen con el puntaje.

Por ello es prudente llevar todas las pruebas que puedas recopilar, y no limitarte al número de pruebas que te indican. Ir preparado con documentación extra a la cita en inmigración, te ahorra tiempo.

9- Haz simulacros

Los simulacros de una cita en inmigración con un abogado, ayudan a que cuando estés en la entrevista, no te tomen por sorpresa. Además de ayudarte a controlar el nerviosismo y hacer que te veas más relajado.

Por ello es importante que contrates a un abogado con experiencia en casos de modificación de estatus migratorio o citas de inmigración. Ellos son los indicados para decirte cómo debes prepararte para la entrevista.

10- Sigue las noticias de inmigración

Informarte a cerca de las leyes vigentes y las que están pendientes de aprobación, también es un recursos valioso, pero recuerda consultar siempre con un abogado antes de sacar conjeturas.

¡Siguenos en redes sociales!