¡Comparte en tus redes sociales!

Parece hasta mágico ¿no? cómo por mucho que te asegures de dejar los cables organizados, siempre terminas con un nudo. Hoy te diré la solución para los cables enredados que despiertan tu estrés.

Es verdad que existen pinzas específicas para cables, pero seguir estas soluciones también te servirá para saber cómo desenredar audífonos y demás cables de tu hogar.

Separa los cables

cómo no enredar audífonos

Clasifícalos por su función, es decir, coloca los cables de cargadores, separados de las extensiones, cables auxiliares y audífonos. Esto ayudará a que no tengas que mover todos lo cables -y enredarlos- para encontrar el que usas con más frecuencia.

Además de la notable mejora de mover todos los cables para encontrar uno, suma que los cables según su función, tienen diferentes grosores y longitudes. Si los guardas de la misma forma a todos, provocarás que los cables más delgados y largos se enreden entre sí, esta es otra forma de cómo no enredar audífonos.

Usa nudos adecuados

Cómo desenredar audífonos

El problema no son los nudos, sino el tipo de nudo que haces -o el que se forma solo- es decir, los cables del cargador de una computadora, suelen ser los más largos, cuando llevas tu portátil es imposible llevar el cable estirado.

En este sentido, el problema puede convertirse en la medicina, por lo que debes aplicar un buen nudo como solución para cables enredados. La forma más común es hacer un círculo con el cable, y al final asegurarlo con velcro o algo parecido. Pero este nudo (enrollado) no vale para todos los cables; los más delgados suelen enredarse más fácilmente con ese tipo de nudos, lo mejor es aplicar un nudo no tan cerrado, de forma que los cables queden lo más estirados posible y sujetarlos por el medio.

Pero si el espacio es reducido, como tu cartera y necesites algo práctico, puedes enrollar tus audífonos -por ejemplo- en un objeto circular. Así evitarás dejar espacio para enredos. Eso sí, ten cuidado con no forzar el cable, trata de dejarlos un poco sueltos, cuidando los terminales.

Evita los espacios móviles

El movimiento es el que propicia que los cables, vayan por donde quieran. Por lo que ponerlos en tu bolsillo es la peor idea, y otra mala idea es colocarlos en lugares donde las personas inevitablemente van a moverlos; como la mesa del comedor.

Usa cables planos

Aunque no es una solución válida para todos los cables enredados, en la medida de lo posible trata de usar cables planos. Por ejemplo a la hora de elegir tus audífonos, los cables planos son la respuesta a tu pregunta “cómo evitar . Quizá esta solución tenga fecha de expiración, gracias a los audífonos inalámbricos, pero mientras tanto deberías aplicarlo.

Suscríbete a la Red5G

Envíanos tu correo y recibe contenido exclusivo

¿Cómo cuidar los cables?

Cómo cuidar los cables dañadosSoluciones para cables enredados

Para empezar sigue los consejos anteriores, toma en cuenta que si los cables se enredan, en el afán de desenredarlos, puedes halar demasiado fuerte; por lo que el primer paso es evitar cosas como desenredar audífonos de forma brusca. Después aplica los siguientes:

Cuida los extremos: los cables suelen dañarse de los extremos, por el rango de movimiento o por la fuerza que aplicamos cuando los desconectamos. Entonces debes reforzar la seguridad. Hay adhesivos especiales o “cable savers”, para envolver los extremos y evitar que se dañen, pero si no quieres gastar, un truco es que envuelvas los extremos con cinta.

Cuida los cables dañados: pero si el daño ya está hecho, debes evitar empeorarlo si no quieres gastar más. Es común ver que los cables se rompen del recubrimiento, pero con suerte solo se daña la capa externa, el problema viene cuando no cuidamos el daño y llega a los cables que conducen los datos o la energía. Una solución económica es envolver el tramo dañado con cinta aislante.

Oculta los cables: no solamente los cables de cargadores o auriculares se enredan, también están los cables de la TV. Y ¿cómo esconder los cables de la TV? Existen soluciones económicas, como comprar o mandar a hacer cajas decorativas, meter ahí los cables y crearles una salida en la parte trasera, la que nadie ve. Esto, aparte de ayudar a la estética de tu sala o habitación, ayuda a que no se dañen, ni se enreden.

Estos son algunas soluciones para cables enredados que te ayudarán a estresarte menos, cada vez que utilices uno.

¡Siguenos en redes sociales!


¡Comparte en tus redes sociales!