Linteligencia artificial (IA) suena en todos lados, muchos esperan los cambios de la red 5G para explotar el abanico de posibilidades. Y cómo no si es un hecho que la inteligencia artificial ha venido ayudando a mejor la producción en distintos campos. Es gracias al desarrollo de esta tecnología que los procesos se automatizan.

Algunas personas suponen que cuando se habla de inteligencia artificial, debe tratarse de un sofisticado robot inteligente, tal como lo pintan en las películas. Pero esa es una visión un tanto exagerada de la realidad. Aunque claramente es un vistazo a un futuro, sin embargo actualmente vivimos sumergidos en inteligencia artificial.

¡Contratar Ahora!

Vivimos entre IA

No necesitamos una ciudad futurista en la que los autos vuelen como en las películas, para decir que la inteligencia artificial está entre nosotros. De hecho todos los días usamos esta tecnología:

  • Waze y Maps: se encargan de proyectar el estado del tráfico, en tiempo real. Una imagen satelital es capaz de decirte lo que está ocurriendo a kilómetros de distancia.

  • Asistentes virtuales: Siri, Cortana, Alexa, listos para hacer lo que les pidas; compras, controlar temperatura, manipular electrodomésticos, búsquedas en internet, vigilancia.

  • Traductores: ¿sabías que Skype tiene un traductor? Que si hablas con alguien en Rusia serás capaz de entenderlo gracias a que la inteligencia artificial traduce el texto a tu idioma.

  • Identificación de fotografías: cuando subes una fotografía a Facebook y este te dice quienes aparecen en la foto, y sugiere etiquetarlas. ¿Cómo se sabe Facebook la identidad de esas personas? Tú y yo tenemos memoria, conciencia, raciocinio; sabemos que es una foto, una escena real calcada en colores.

    Pero cómo es capaz un programa de saber que una mezcla de colores agrupados, son personas y además saber quiénes son; inteligencia artificial.

  • Cámaras: no, no cámaras especiales, cámaras como las de Google Pixel, con imágenes sorprendentes con poca iluminación. Y ni siquiera tiene la mejor tecnología en cámaras; es software.

No necesitamos vivir en una ciudad flotante para decir que nos rodea inteligencia artificial. Muchos son los ejemplos que existen además de los que enliste, aún así muchos viven hablando de las consecuencias de la inteligencia artificial. Pero hay algo que se nos puede escapar de las manos.

Consecuencias de la inteligencia artificial

No, no se trata de riesgos paranoicos como que la tecnología nos dominará y extinguirá a la raza humana. Más bien deberíamos pensar en lo que la raza humana hace con la tecnología. El riesgo que enfrentamos es precisamente el hecho de que los métodos de automatización de procesos, también se podrían usar para automatizar fraudes.

Así como hay personas que desarrollan sistemas para agilizar trabajos, también hay personas que desarrollan formas de vulnerar sistemas y hacer fraudes. Por ejemplo los software que generan chatbots falsos simulando ser personas, y así solicitar información delicada.

Ya no es cuestión solo de que una persona sostenga una conversación con algunos usuarios y los estafe, aquí ya hablamos de fraudes en masa. Donde un programa desarrollado con inteligencia artificial puede perfectamente multiplicar el número de chats que un humano es capaz de llevar, y además personalizar cada respuesta, como si de fuera una persona.

Y por otro lado, no solo los usuarios son afectados, las empresas también pueden ser víctimas de fraude. Los usuarios fraude también pueden afectar a una empresa.

Suscríbete a la Red5G

Envíanos tu correo y recibe contenido exclusivo

Uso de datos

La inteligencia artificial se nutre de datos, mientras más datos se ingresan en su base, mayor es la capacidad de “intuición” que un sistema con inteligencia artificial puede tener. En este sentido, hay un riesgo aún más grande.

La red 5G está a las puertas, se prevé que esta tecnología aportará cambios como el internet de las cosas (IoT). Este concepto abona nuevamente un avance hacia un mundo más tecnológico. Pero también incrementa el volumen de datos que se maneja de cada persona, que a estas alturas ya es bastante.

Si piensas que tu vida en línea se limita a tus fotos en Facebook, replanteatelo. Si usas Waze, Maps, Uber o cualquier otra aplicación que solicitó tu ubicación; tu ubicación está en línea. Solo con esa información se puede saber dónde trabajas, dónde vives, dónde estudias, cuál es tu restaurante favorito, si vas a manifestaciones.

Si esto se analiza con otros datos, la información de tu círculo de amigos, puesto que desempeñas en tu trabajo, si eres de clase alta, media o baja. Toda esa información está en línea, con inteligencia artificial, estos datos pueden usarse para saber si eras un buen objetivo para extorsión, por ejemplo. Si tienes contacto con personas clave, podrías ser atacado para llegar a ellas.

Inteligencia artificial contra los fraudes

Ahora bien, te parecerá esto es como un juego de ping pong; la pelota viene y va, pero la realidad no es muy diferente. La tecnología está en la mesa para ambos bandos, tanto para personas que lo usan para el bien, como para personas que la usan maliciosamente.

Cuando el desarrollo de nuevas funciones con inteligencia artificial se pone en marcha, la contraparte ataca vulnerando barreras de seguridad, luego se refuerzan medidas de seguridad, y se convierte en un bucle.

En este sentido el desarrollo de aprendizaje automático, acierta una con la detección de fraudes a empresa. Por ejemplo un algoritmo de seguridad, puede aprender el comportamiento habitual de usuarios legítimos en un sistema. De esta forma, si ese patrón cambia de alguna manera, el sistema puede tomar acciones tempranas para detectar fraudes.

Inteligencia artificial vs inteligencia humana

Inteligencia artificial

A muchos les ha preocupado por años que la inteligencia artificial nos reemplace a tal grado de quedar obsoletos para el funcionamiento del planeta mismo. De ahí que salgan algunas teorías apocalípticas que sean material para producciones cinematográficas.

Sin embargo las predicciones como la revolución de las máquinas, si son posibles, están lejos de pasar. Aunque ya establecimos que la inteligencia artificial ya es parte de nuestro ecosistema, el ambiente es perfectamente controlable.

Las fallas que han presentado algunos dispositivos y sistemas, con IA, son producto de errores humanos o bien de la torpeza con la que camina la inteligencia artificial para temas complejos.

Inteligencia artificial a futuro

Aunque el desarrollo de IA vaya a paso lento en algunos casos, el futuro es prometedor. La llegada de nuevas tecnologías como la red 5G, dispositivos inteligentes, el internet de las cosas, realidad virtual, realidad aumentada, podrán fusionarse para hacer de nuestras vidas y las de futuras generaciones, más automatizadas.

Y pese a que algunos vayan en contra de esto, hay que establecer que la tecnología nunca fue, es o será mala; lo realmente importante es el uso que se le da a los recursos y la dependencia que nosotros mismos nos creamos.

Los automóviles atropellan a personas todos los días, ¿significa que hay que prohibirlos? No, los automóviles también transportan enfermos a hospitales, ayudan a las personas a llegar a su destino, agilizan la movilidad. Lastimosamente en bajo el control de personas imprudentes, resulta fatal.

Las consecuencias de la inteligencia artificial también pueden ser malas, pero lo que aportan al desarrollo humano también es un hecho.

Y tú ¿qué esperas de la inteligencia artificial? ¿Piensas en las consecuencias de la inteligencia artificial?

¡Siguenos en redes sociales!

banner-post