No es un secreto que existe el turismo de maternidad, incluso hay empresas que brindan paquetes y asesoría para obtener la nacionalidad estadounidense por nacimiento. Y así gozar de todos los beneficios que posee con la ciudadanía estadounidense. Pues son muchas las mujeres embarazadas que buscan obtener la visa B2 para así poder entrar al país norteamericano y tener el parto. Este no es tema nuevo, en realidad se ha dado durante mucho tiempo, pero últimamente se ha intensificado. Los viajes de mujeres embarazadas hacia Estados Unidos se han incrementado significativamente de los países de China, Rusia, Corea del Sur, Taiwán, Turquía  entre otros.

Ofertas de cable e internet

Las visas otorgadas para turismo

Las visas de visitante para Estados Unidos o visa de turistas USA, es una visa para no.- inmigrantes diseñada para personas que desean ingresar a los Estados Unidos temporalmente. Ya sea por negocios o por turismos, la visa B1 es para motivos de negocios, mientras que la visa B2 es para viajes de placer o tratamientos médicos que sean de corta duración.

Sin embargo muchas de estas visas a mujeres se han aprovechado de este inciso de tratamientos médicos, para viajar y que su bebé en gestación nazca. Y que obtenga la nacionalidad estadounidense por nacimiento, así lo dicta la enmienda 14 de la Constitución de los Estados Unidos. Pues la primera frase de la enmienda 14 establece el principio del derecho de la nacionalidad estadounidense por nacimiento y del estado en el que residen. “Todas las personas nacidas o naturalizadas en Estados Unidos y sujetas a la jurisdicción del mismo son ciudadanos de Estados Unidos y del estado en el que reside.

¡La nacionalidad estadounidense por nacimiento!

Son un imán para inmigrantes, las mujeres embarazadas cruzan la frontera para que sus hijos obtengan la ciudadanía estadounidense por el simple hecho de haber nacido en Estados Unidos. Esta práctica es tan común que ha producido un gran imán para la inmigración ilegal, que anima a las mujeres embarazadas indocumentadas a cruzar la frontera. Y dar a luz en Estados Unidos, una práctica que se ha denominado como “turismo de nacimiento” o “bebé ancla”.

Pero, ¿por qué bebé ancla?

Pues al tener el beneficio de obtener la ciudadanía estadounidense el bebé al cumplir los 21 años podrá solicitar la residencia permanente de su familia. Por lo tanto logran entrar y permanecer dentro de Estados Unidos. Pero antes de eso, muchas familias se quedan con un estatus ilegal. Pensando que será más fácil obtener una residencia permanente por tener un hijo ciudadano.

Mientras mujeres embarazadas de bajos recursos optan por emprender el viaje y cruzar la frontera para lograr que el bebé nazca en tierra estadounidense. Utilizando los recursos del Estado para tener los beneficios que tendrá el bebé una vez haya nacido.  Al otro lado mujeres con alto nivel adquisitivo pagan altos paquetes para viajar y tener a el bebé en Estados Unidos. Los montos de dichos paquetes pueden ir entre los $30,000 hasta $100,000. Sin embargo esta práctica se ha convertido en toda una red de estafas y lavado de dinero.

Suscríbete a la Red5G

Envíanos tu correo y recibe contenido exclusivo

¿Qué sucede con las visas a mujeres?

ciudadanía estadounidense, nacionalidad estadounidense por nacimiento

El gobierno de Trump, espera limitar el otorgamiento de visas a mujeres embarazadas. “A partir del 24 de enero de 2020, el Departamento de Estado ya no emitirá visas de visitas temporales a los extranjeros que quieran ingresar a Estados Unidos para hacer “turismo de maternidad”.  A los solicitantes se les restringen las visas de turista si los funcionarios consulares determinan que viajarán a Estados Unidos principalmente para dar a luz. De acuerdo con las reglas del Registro Federal.

El centro para Estudios de inmigración calcula que cada año hay unos 20 mil partos de mujeres que llegaron al país con visas de turista y luego se fueron de Estados Unidos. Esta normativa afecta a los solicitantes de visas B1/ B2 que se otorga a visitantes temporales con fines de turismo o negocios. Y todo porque, de acuerdo con la Constitución de Estados Unidos, las personas nacidas en territorio estadounidense tienen derecho a la ciudadanía estadounidense. Incluso en el caso de que sus padres no sean ciudadanos, y a los 21 años, esos hijos tienen el derecho a solicitar la residencia permanente legal a sus familiares.

Sin embargo, el documento no deja claro en qué forma los oficiales consulares o de inmigración determinarán. En los casos, si las personas que buscan viajar a Estados Unidos están embarazadas o tienen el propósito de dar a luz allí. Pero, también aclara que la persona interesada en viajar será la encargada de demostrar ante el oficial consular, el motivo del viaje. Y quedará a consideración de este último la emisión de la visa para la solicitante.

El visitante debe demostrar su solvencia económica

Las personas que viajen por necesidades médicas serán tratadas como extranjeros que vienen a los Estados Unidos para recibir tratamiento médico. Y estas deberán presentar y demostrar que tienen el dinero para costearlo, incluyendo gastos adicionales como transporte y de vida. Ya que muchas mujeres embarazadas entran con visa de turista buscando que su hijo nazca con la nacionalidad estadounidense por nacimiento. En un comunicado, la secretaría de prensa de la Casa Blanca, Stephanie Grisham mencionó. “Cerrar este evidente vacío legal de inmigración combatirá estos abusos endémicos. Y, en última instancia, protegerá a Estados Unidos de los riesgos de seguridad nacional creados por esta práctica”.

Además añadió “También defenderá a los contribuyentes estadounidenses de que sus dólares ganados con esfuerzo se desvíen para financiar los costos directos y posteriores asociados con el turismo de nacimiento. La integridad de la ciudadanía estadounidense debe ser protegida”.

Alrededor de más de 8,000 partos en 20 años por mujeres embarazadas que han entrado a Estados Unidos solo para que nazcan y obtener ciudadanía estadounidense. Una acusación federal desvelada señaló a la agencia Star Baby Care, cuya página de Internet se jactó de haber colaborado en tantos como 8,000 nacimientos. Dentro de Estados Unidos, desde 1999, más de la mitad de las clientas eran chinas, afirmaba el sitio. Las autoridades creen que esta supuesta empresa, que operó en el área de Los Ángeles fueron los que forjaron el más grande esquema de “turismo de maternidad” dentro de Estados Unidos.

¡Siguenos en redes sociales!